Actualidad

“Los delitos ambientales deberían estar en nuestra legislación”

Una de las medidas más trascendentes de este gobierno de coalición fue la creación del Ministerio de Ambiente, que contó con la unanimidad de todos los partidos. Este hito está en sintonía con la importancia que ha cobrado la política ambiental a nivel mundial, aunque todavía quedan algunas tareas por cumplir, según dijo a La Mañana el titular de la cartera, Robert Bouvier.

¿Cómo define la situación actual del medioambiente en Uruguay? ¿Cuáles son los mayores desafíos?

El Día Mundial del Medio Ambiente se instauró en 1972 y se festeja todos los 5 de junio. Este año el lema es “La restauración de la tierra, la desertificación y la resistencia a la sequía”, temas muy importantes y transversales a todas las actividades, porque en todos los países tenemos problemas de déficit hídrico. Respecto a esto, estamos trabajando en la cuenca del río Santa Lucía, donde tenemos aportes de 450.000 euros de cooperación internacional que, junto con una colaboración nuestra de 120.000 euros, estamos desarrollando un plan de protección y gestión de los recursos hídricos de dicha cuenca. Después, estamos trabajando en planes de pastizales, en el cambio de la matriz energética, en la mitigación de los gases de efecto invernadero y en gestión de recursos hídricos. A esto se le suma la política nacional de residuos, donde nos enfocamos en el plan de cierre de vertederos a cielo abierto: ya firmamos convenios con 16 intendencias y el gobierno central aportó US$ 17 millones para tratar este tema en los gobiernos departamentales. A su vez, estamos trabajando en residuos electrónicos, en residuos de la construcción con la Cámara de la Construcción, en el Plan Vale (de recuperación de envases) con la Cámara de Industrias, en los neumáticos y en las baterías.

¿Qué análisis hace del pasaje de la sequía más importante de la historia del país al exceso hídrico que estamos viviendo ahora y que está afectando a la producción nacional?

Es parte de lo que está pasando en el mundo, tenemos que tomar cada vez más conciencia de que el cambio climático nos afecta a todos y Uruguay va a tener que ir tomando medidas de adaptación por los fuertes efectos. Ante esos cambios tan importantes, como pasar de un déficit hídrico a estas inundaciones extremas, y el anuncio de un nuevo déficit hídrico para el año que viene, tenemos que tomar muchas medidas. En cuanto al déficit hídrico, hay que destacar el proyecto Arazatí para buscar una segunda fuente de abastecimiento de agua destinada a la zona metropolitana. Por otro lado, debemos trabajar en un protocolo de sequía, que el país no lo ha tenido, que es muy importante a efectos de encarar metodológicamente qué vamos a hacer ante un déficit hídrico. La Dirección Nacional de Aguas está trabajando muy bien en cuanto a las estaciones de monitoreo para establecer alertas tempranas y así estar anticipados a una eventual inundación y tomar las medidas previas con los comités de emergencia nacional y departamentales.

¿Cuál fue la relevancia en este período de gobierno, con todos esos problemas que nos afectan, de la creación del Ministerio de Ambiente?

Eso fue lo trascendente de este gobierno, haber puesto las políticas ambientales al mismo nivel de las demás políticas públicas, lo que les da otra relevancia. Además, los temas ambientales están teniendo cada vez más importancia en los gobiernos a nivel mundial, incluso en materia de desarrollo económico. Por ejemplo, hoy, una empresa que se va a instalar en el país, lo primero que hace es pasar por el Ministerio de Ambiente porque, si no, no consigue financiamiento para ejecutar los proyectos. En términos generales, fue una medida muy acertada.

¿En materia de recursos se han podido organizar en forma adecuada o sería necesario un refuerzo presupuestal?

Pensando en el futuro, lo que vamos a hacer es dejarle a la próxima administración un estudio de los recursos necesarios para las tareas que el Ministerio deberá llevar adelante. La cartera ha tenido un crecimiento exponencial en cuanto a análisis de impactos, biodiversidad, cambio climático, gestión de aguas, temas muy relevantes que tenemos que adaptar a los nuevos tiempos. El presupuesto que tenemos ahora no alcanza, tenemos problemas de recursos humanos, los sueldos no nos permiten retener personal y en eso vamos a tener que trabajar muy fuertemente para darle al Ministerio un fortalecimiento institucional.

¿Cómo está el país en lo que concierne a la legislación sobre medioambiente?

No estamos mal. Tenemos leyes, decretos, que obviamente tenemos que ir adaptando a medida que va pasando el tiempo para dar satisfacción a las necesidades que van surgiendo, pero tenemos una política nacional de residuos, una política nacional de mantenimiento de áreas protegidas. Hay temas ambientales que evolucionan rápidamente y hay que adaptarse a esos cambios.

¿Cuál es la importancia, en este sentido, de los delitos ambientales, que en Uruguay todavía están en discusión?

Eso es algo que hay que aprobar, está en la órbita del Poder Legislativo. Indudablemente va a traccionar muchísimo a favor del Ministerio, porque cuando hay alguna sanción desde el punto de vista penal, los temas ambientales son mirados de otra forma. El mundo va hacia eso y nosotros también debemos hacerlo. Los delitos ambientales deberían estar en nuestra legislación, sin dudas.

¿Cuáles son los mayores debes medioambientales del país?

Nos falta avanzar en reciclaje, para lo cual estamos trabajando en el Plan Vale y en los cierres de vertederos a cielo abierto. Tenemos por delante una tarea importante que es la concientización. Estamos tratando de firmar acuerdos con clubes de servicio a nivel nacional para crear un impacto importante a través de los casi 200 clubes que están en todo el país. Estamos trabajando en esos debes, pero tenemos que ir yendo de a poco porque los recursos son acotados y a veces no tenemos personal con disponibilidad para encarar todos estos temas.

¿Cómo se encuentra Uruguay en cuanto al medioambiente respecto a la región y el mundo?

Estamos siendo reconocidos a nivel internacional, por lo que estamos haciendo y por propuestas novedosas que hemos instrumentado, como el bono indexado de cambio climático y el préstamo del Banco Mundial con reducción de tasas atada a indicadores ambientales. Eso nos ha puesto en el radar mundial en la temática ambiental y nos da la posibilidad de concurrir a eventos internacionales, nutrirnos de cosas que están pasando en otros lados y acceder a cooperación internacional.

¿Qué reflexión hace en este Día Mundial del Medio Ambiente? ¿Qué mensaje le gustaría transmitir?

Lo importante es que tomemos conciencia de que somos responsables de dejar un mundo mejor para las generaciones futuras, que lo que hacemos hoy va a repercutir en el mañana, que debemos tener mucha conciencia de lo que estamos haciendo y analizar la producción desde el punto de vista social, económico y ambiental, para que toda la ciudadanía pueda contribuir a una mejora del medioambiente. Dentro de esa concientización, una apuesta fuerte es la Expo Uruguay Sostenible, que tendrá lugar el jueves 6 de junio en Antel Arena con entrada gratuita. Es una exposición donde va a haber 200 stands, muchas conferencias y más de 150 ruedas de negocios. Convocamos a la gente a que concurra porque estamos convencidos de que la persona que va sale con un pensamiento totalmente distinto respecto a la conciencia ambiental.

Fuente: Semanario La Mañana

Deseas compartir la información
A %d blogueros les gusta esto: