Opinión

México decide si seguirá siendo satélite de las dictaduras castrochavistas por Carlos Sánchez Berzain

Las elecciones que afronta el pueblo mexicano no están libres de la intervención del castrochavismo

Andrés Manuel López Obrador ha marcado su presidencia por la subordinación de México a las dictaduras de Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua a costa de los intereses mexicanos, constituyéndose en un “gobierno para dictatorial”. Este 2 de junio el pueblo mexicano elegirá Presidente, 128 senadores y 500 diputados federales, cuyo resultado determinará si México continua al servicio de las dictaduras del socialismo del siglo 21 o castrochavismo con importantes consecuencias.

Las dictaduras del socialismo del siglo 21 o castrochavismo -Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua- ejercen el poder mediante “terrorismo de Estado”, con presos políticos, persecución judicializada, exiliados, tortura, asesinatos, tráfico de personas, asesinato de reputaciones, migraciones forzadas, crímenes de lesa humanidad y son narcoestados. Es un sistema de “crimen organizado transnacional” que detenta el poder con impunidad y que interviene en todas las democracias de las Américas mediante conspiraciones, procesos de desestabilización y apoyo o participación directa en procesos electorales en los que pone candidatos que cuando llegan al poder se someten a su servicio como para dictatoriales.

Los mexicanos decidirán con su voto y ellos y los pueblos de las Américas podrían beneficiarse con la liberación de México de la condición de satélite para dictatorial de la dictaduras de Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua en la que ha postrado a este gran país el presidente López Obrador.

*Abogado y Politólogo. Director del Interamerican Institute for Democracy

INFOBAE
Deseas compartir la información
A %d blogueros les gusta esto: