ActualidadEconomía

América Latina pide nuevamente que se eliminen los subsidios agrícolas por César Barrios

La directora general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Ngozi Okonjo-Iweala, participó de una sesión extraordinaria del Comité de Representantes de los 13 países miembros de la Aladi, en el marco del 30º aniversario de la firma de la Declaración de Marrakech, que concluyó la ronda Uruguay del GATT y estableció la OMC.

Durante la sesión, todos los países estuvieron de acuerdo en que se deben eliminar los subsidios a los productos agrícolas, que llegan a los 630 mil millones de dólares por año, mientras que Ngozi Okonjo-Iweala alertó sobre los subsidios que ahora se aplican a la pesca y que terminan fomentado la pesca ilegal en todo el mundo. Por otra parte, las guerras y la baja en el crecimiento a nivel global llevan a que el proteccionismo esté empezando a crecer.

En el acto el secretario general de la Aladi, Sergio Abreu, recordó todo el proceso para llegar a lo que es hoy la OMC. Mostró una lapicera con la inscripción “Gad Marrakech 1994”. “Esta fue la lapicera con la que se firmó en la residencia oficial del rey de Marruecos” el acta de la creación de la OMC, explicó. Abreu presidió la Ronda Uruguay del GATT y la Conferencia Ministerial de Marrakech, que dio lugar al nacimiento de la de la OMC.

En su discurso, Abreu señaló que el nacimiento de la organización que delineó el comercio mundial como lo conocemos hoy fue un hecho único en la historia, ya que representaba una nueva expresión del comercio multilateral. Pero acotó que ese modelo hoy “tiene amenazas” y “una época de cambio nos desafía y acá es muy importante el liderazgo de la directora general de la organización”.

También hizo referencia al artículo 20 del acta de Marrakech, el cual se refiere al sector agrícola. “Todos sabemos que ese artículo 20 todavía está pendiente de profundizar su cumplimiento y esperamos con optimismo, como siempre que pueda tener resultados concretos en la sinergia ante la OMC”, dijo.

Asimismo, hizo referencia a que la micro, pequeña y mediana empresa, en un continente que es el más desigual del planeta, necesita instrumentos y políticas de integración “que recuperen la igualdad social y la dignidad de las personas en especial de las mujeres que integran esta enorme población tan sufrida”.

Para Abreu, “la OMC tiene que ser preservada a pesar de las amenazas de la fragmentación y de la guerra comercial. Los organismos de integración como la Aladi deben hacer su trabajo, en particular porque los miembros son países en vías de desarrollo y necesitan el tratamiento que el propio tratado de Marrakech les ha reconocido”. A esto agregó: “Lo que necesitamos son resultados y resultados significa avanzar en la deuda social que tenemos con los más vulnerables. Todos los organismos internacionales dependen de la voluntad política de los países miembros. En la fortaleza y debilidad de multilateralismo somos todos responsables, tan así que sin la OMC no habrá Aladi”.

Reformular la globalización

La directora general de la OMC elogió el apoyo de los países de la Aladi al sistema multilateral de comercio e hizo un llamamiento a reformular el concepto de globalización, revitalizando los principios de cooperación global, inclusión y sostenibilidad. Okonjo-Iweala señaló que el futuro del comercio son los servicios, todo lo referido a la economía digital y las empresas que se desarrollan respetando la ecología. En su discurso alentó a los países a aprovechar las oportunidades que ofrecen los sectores del mercado donde pueden participar en las cadenas de valor globales, como el hidrógeno verde, los minerales críticos, productos farmacéuticos y servicios prestados digitalmente.

Un punto que es preocupación en la OMS se refiere a los subsidios agrícolas que llegan a los 630 mil millones de dólares, ante lo cual Okonjo-Iweala dice que “tenemos que hacer algo al respecto”. También hay otro sector donde parece que los subsidios comienzan a crecer y es en la pesca. En la OMC hay un acuerdo al respecto, el cual fue ratificado por Uruguay, Chile, Perú y Cuba, pero faltan aún muchos más países que lo firmen. “No queremos subsidios perjudiciales que fomenten la pesca ilegal en nuestros océanos, ya que eso es lo que está ocurriendo”, dijo la directora.

Okonjo-Iweala sostuvo que “el multilateralismo enfrenta tiempos difíciles” debido a un menor crecimiento mundial y los conflictos bélicos, mientras que en América Latina falta más integración, a lo que se suma lo que ocurre con el canal de Panamá, el cual, debido a problemas climáticos, ha bajado su caudal de agua enlenteciendo el pasaje de buques de carga.

Para la directora de la OMC es necesaria una “reglobalización”, ya que los países más poderosos se beneficiaron de la globalización que se impuso con la OMC, pero ahora dicen que este organismo ya no funciona.

Hoja de ruta para la agricultura

El embajador de Argentina ante Aladi, Alan Claudio Béraud, señaló en su discurso que existían tres grandes temas en los cuales había una especial preocupación, solicitando el “involucramiento personal y el liderazgo” de la directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala. En el tema agricultura solicitó el apoyo al tratamiento del documento presentado por Brasil, con vistas a que sea tratado en la próxima reunión del Consejo General de la organización, el 22 y 23 de este mes para contar con una hoja de ruta en materia de agricultura.

En cuanto a las subvenciones a la pesca, Béraud dijo: “Consideramos que es un tema inconcluso más que un tema pendiente. En ese sentido también solicitamos el apoyo de la directora general para que las disciplinas adicionales puedan ser acordadas en las reuniones del Consejo General”, en julio de este año.

El último tema es en materia del acuerdo de facilitación de inversiones, solicitando que logre que se incorpore a la arquitectura jurídica de la OMC.

Eliminar los subsidios

El embajador de Brasil, Antonio Ferreira, recordó que durante la Ronda Uruguay del GATT estaba en Ginebra y participó de las negociaciones en el capítulo agrícola. Dijo: “Trabajé en un tema que hasta ahora no se resolvió, pero tenemos ahora nuevas oportunidades y es muy importante avanzar en el tema agrícola”.

Recordó que en América del Sur se produce el 30% de los alimentos del mundo “y si no hubiera subsidios agrícolas podríamos producir mucho más. La mejor forma de garantizar la seguridad alimentaria es eliminar los subsidios, o por lo menos reducirlos”.

Por su parte, la embajadora de Perú, Elizabeth González, llamó a trabajar para facilitar el acceso de las pequeñas y medianas empresas a nuevos mercados, ya que constituyen casi el 80% de las empresas en la región.

Fuente: Semanario La Mañana

Deseas compartir la información
A %d blogueros les gusta esto: