Internacionales

El Gobierno retira “definitivamente” a la embajadora en Argentina por la crisis con Milei

Argentina no adoptará medidas diplomáticas ante “la payasada” de Sánchez, dice el presidente ultraliberal

El Gobierno ha decidido retirar “definitivamente” a la embajadora española en Buenos Aires, María Jesús Alonso Jiménez, tras constatar que el presidente de la República Argentina, Javier Milei, no va a pedir disculpas por llamar “corrupta” a Begoña Gómez, esposa del jefe del Ejecutivo español, tal como se le había requerido desde el Ejecutivo español. Por su parte, Argentina no adoptará medidas diplomáticas en reciprocidad al anuncio, ha replicado  el propio Milei, quien ha señalado que esa iniciativa es “una payasada” de Pedro Sánchez.

Después de que Milei asegurara en una entrevista anoche que no  pediría disculpas “bajo ningún punto de vista” al considerar que fue él “el agredido”, el ministro español de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, ha señalado que ya que la situación no ha cambiado, y dado que “la respuesta” de Milei ha sido una entrevista en la que se ha negado a disculparse, Argentina “tendrá que continuar sin embajadora española en Buenos Aires y la embajada continuará a nivel de encargado de negocios”.

El jefe de la diplomacia española ha calificado la actitud del mandatario argentino de “ataque frontal a la buena fe y a la hospitalidad por parte de las instituciones españolas” cuando el Gobierno le ofreció los privilegios en el trato de un jefe de Estado, con la Base Aérea de Torrejón y el dispositivo de seguridad.

“Se convertirá en el hazmerreír de todo el mundo por la payasada que está haciendo como consecuencia de un tema de índole personal”, aseveró Milei en declaraciones telefónicas al canal de televisión La Nación+, poco después de conocerse el anuncio español. En opinión del político argentino, si Sánchez “está cometiendo un error mayúsculo”, él no va “a ser tan imbécil de repetir semejante error”, por lo que Argentina mantendrá “todo como hasta ahora”. “Si el presidente Pedro Sánchez quiere seguir insistiendo en esta aberración, es un error que lo va a tener él. De nosotros no va a encontrar el error”, aseveró.

Horizontal

La embajadora de España en Argentina, María Jesús Alonso Jiménez, participa durante un acto en la embajada el 16 de mayo de 2024, en Buenos Aires 

 JUAN IGNACIO RONCORONI / EFE

El propio Albares, que el pasado domingo llamó a consultas sine die a la embajadora y  convocó al embajador argentino en Madrid, Roberto Bosch, ha hecho hincapié para justificar una medida diplomática tan drástica como la retirada definitiva de la embajadora en Buenos Aires en que la situación creada por el mandatario argentino supone “un caso único en la historia de las relaciones internacionales y diplomáticas” toda vez que “no existen precedentes de un gobernante que acuda a la capital de otro país para insultar a sus instituciones”. 

Más allá de esto, el ministro también ha reprochado a Milei que, ni que fuera por “cortesía diplomática”,  no se reuniera ni con su homólogo Pedro Sánchez en su primera visita a España como presidente argentino, una práctica que, según dijo Albares, observan especialmente todos los mandatarios iberoamericanos.

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

 Dani Duch

El jefe de la diplomacia española ha dejado claro que España no “desea ninguna escalada” con Argentina ni “ha creado esta situación”. Sin embargo, ha considerado que “es obligacion del Gobierno defender la dignidad y la soberanía de las instituciones españolas, mucho más cuando la agresión se produce desde la capital de España”. Con todo, Albares, que ha partido de la premisa que “la colaboración siempre es más poderosa que la confrontación”, ha indicado que el Gobierno va a proteger y fomentar los lazos “indisolubles y fraternales” entre España y Argentina.

Albares también ha afeado la actitud de Vox y PP respecto a las palabras de Milei que provocaron la actual crisis diplomática. “Lo que no entiendo y me duele es ver que estos insultos estaban recibienbdo el aplauso y la risa de otros españoles que deberían haber suspendido el acto”, ha indicado Albares en alusión al miting de Vox donde Milei acusó a Gómez de corrupta. Y ha señalado también  “la tibieza del PP poniendo peros y reparos” a la reacción del Gobierno. “Hay momentos para ser oposición pero el domingo era para ser España”, ha resumido el ministro. 

La portavoz del gobierno, Pilar Alegría, también ha reprochado al presidente argentino que en la entrevista de anoche acusara a Sánchez de esconderse “bajo las faldas de mujeres” del gobierno español en un gesto de “cobardía”. Alegría le ha recordado que “en el siglo XXI la política no es una cuestión de faldas o pantalones, sino de respeto, y el hecho de que las mujeres tengamos voz y autonomía, no es cobardía, sino igualdad”. “No es casualidad que un gobierno feminista de un país feminista como es España reciba descalificaciones y ataques de la internacional ultraderechista”, ha dicho, y “después de estas declaraciones es más necesario que nunca el feminismo en política, en las instituciones y en las relaciones internacionales”.

En cuanto a la posible nueva visita de Milei a España el 21 de junio para recibir un premio, Albares ha afirmado que el Gobierno estudiará “qué tipo de visita quiere hacer Milei en España”, recordando que este fin de semana España había puesto a su disposición “todos los medios” para acogerle con “la hospitalidad que merece la dignidad del cargo”.

Frente a la actitud de Milei, Albares ha contrapuesto las palabras del ministro de Tranportes, Óscar Puente, quien tras dar a entender que el mandatario argentino tomaba sustancias estupefacientes reconoció que si hubiera conocido el impacto de sus palabras no las hubiera pronunciado, y ha defendido que el Gobierno se está comportand con “toda la cortesía y los usos diplomáticos”. En este sentido ha explicado que ayer lunes recibió personalmente “con toda la cortesía y dignidad que nos merece el cargo” al embajador argentino. Sin embargo, el jefe de la diplomacia española ha sostenido que esta cortesía y estos usos diplomáticos “no han sido respetados por parte de Javier Milei y su respuesta ha sido una entrevista”.

La Vanguardia

Deseas compartir la información
A %d blogueros les gusta esto: