Internacionales

“Pudimos observar cómo derribaban los drones” por Serrana Pin

El Comando General del Ejército comunicó días atrás que, frente al ataque de Irán contra Israel del sábado pasado, el personal militar uruguayo presente en los contingentes desplegados en El Golán, Sinaí y Líbano se encuentra en estado de alerta y en óptimas condiciones.

Consultados por La Mañana, el comandante de la Compañía de Infantería Mecanizada de Uruguay en Undof (Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación) en Altos de Golán, Tte. Cnel. Manuel Rosales, y el comandante del contingente de nuestro país desplegado en la MFO (Fuerza Multinacional y Observadores) en la península del Sinaí, Tte. Cnel. Edison Viera, aseguraron que todos los efectivos se encuentran bien y contaron cómo vivieron este acontecimiento en cada base.

Altos del Golán

La misión de Undof se encuentra ubicada en Altos del Golán, una zona de aproximadamente 1800 km², fronteriza con Israel, Líbano, Jordania y Siria. Allí Uruguay colabora con 210 efectivos militares de infantería mecanizada y cuatro oficiales de staff, que responden directamente al comandante de la fuerza. En esta misión también contribuyen Nepal, India, Fiyi, Kazajistán, Ghana, República Checa, Bután y Zambia.

El comandante del contingente de nuestro país, Tte. Cnel. Manuel Rosales, dijo a La Mañana que los drones pasaron por encima de la base donde se encuentran desplegados, sin embargo, gracias a la alerta que hubo del ataque, pudieron prepararse y poner en marcha un protocolo habitual de emergencia.

“Hubo bastante tiempo de alerta, desde que dieron el anuncio de que habían salido los drones y misiles, demoraron como dos horas en llegar, desde que salieron de Irán. Literalmente pasaron por arriba. Lo positivo de esta situación es que los ejércitos involucrados son altamente profesionales, lo que garantiza una precisión notable en el direccionamiento de sus proyectiles, por lo que, si bien los ataques fueron dirigidos a lugares relativamente cercanos a nuestras bases, ninguno representó una amenaza para nuestra fuerza”.

¿Cuál fue el protocolo de respuesta ante la amenaza de misiles iraníes?

Básicamente, estábamos en alerta y cuando los drones comenzaron a ser detonados, se activó el plan Búnker. En este plan, cada efectivo tiene asignado un búnker, donde toma su chaleco y su casco, y se dirige a su posición designada. Debido a la alerta previa y a que es un plan que se ensaya con regularidad, la respuesta fue rápida, ya que todos estaban conscientes de la situación y de lo que debían hacer. Permanecimos en el búnker por un tiempo y, una vez que la situación se calmó, se reanudaron las actividades habituales. Aunque se mantuvo el estado de alerta durante un tiempo, es algo para lo que estamos preparados.

¿Cómo vivieron ese momento y cómo están ahora en las horas posteriores al ataque?

La situación se vivió con calma, a pesar de las detonaciones audibles y de la presencia de los drones, así como el fuego de contrabatería, que representa el escudo de hierro de Israel. Desde nuestra posición en la frontera, cerca del límite de Israel, pudimos observar cómo derribaban los drones, aunque no experimentamos la sensación de estar en riesgo de ser impactados en la base. Estamos habituados a escuchar explosiones, por lo que esta situación no generó una gran alarma entre nuestro personal.

¿Están suspendidas las licencias del personal?

Durante el período de alerta se suspendieron temporalmente todos los movimientos, desde el momento en que se anunció el ataque hasta que finalizó, algún tiempo después. Durante este estado de alerta, se restringieron todos los movimientos, incluyendo las licencias. Sin embargo, una vez que ésta finalizó, se permitieron nuevamente las salidas, retomando así la actividad normal.

¿Cómo está la situación en los alrededores de la base en este momento?

Donde están las bases de Uruguay es como la campaña, hay muy poca gente. Nuestras bases no están integradas en zonas urbanas, sino que se encuentran en áreas que en algún momento fueron escenario de guerra, es un terreno bastante conflictivo (para la población local, no así para nosotros), entonces la presencia de gente en la calle es reducida.

¿Cuál es la misión de Undof en Altos del Golán?

La misión de Undof es observar y reportar cualquier violación que haya al tratado de alto el fuego que tienen Siria e Israel. Nuestra misión fundamental está alineada con la misión de la fuerza, por tanto, cuando constatamos que hay violaciones a ese tratado -que las hay todos los días– se reportan. La diferencia con otras misiones, donde la prioridad es la protección de los civiles, es que nosotros no tenemos nada que ver con la seguridad interna de este país, de Siria. No nos involucramos en ningún asunto interno. La interacción que tenemos con la población es mínima.

¿Cambió la misión del contingente a raíz de la escalada de este conflicto?

No, se mantiene igual, porque en definitiva la misión de Undof no está relacionada al conflicto entre Gaza e Israel. El mandato de esta misión es velar por que se cumpla el tratado del alto al fuego firmado hace cincuenta años entre Siria e Israel. La resolución 350 (1974) del Consejo de Seguridad de la ONU, firmada tras el repliegue de las fuerzas de Israel de Siria en el Golán, establece los límites y qué se puede hacer en esas áreas entre los países.

Península del Sinaí

La misión de la MFO en la península del Sinaí consiste en supervisar el cumplimiento del tratado firmado en Camp David, en el cual se establecen las condiciones para el mantenimiento de la paz entre Egipto e Israel luego de la guerra de Yom Kipur en 1973. Uruguay cuenta con aproximadamente 41 efectivos distribuidos en bases a lo largo de la frontera entre ambos países, encargándose de la logística terrestre y realizando trabajos de ingenieros militares para el mantenimiento de rutas.

Las bases principales se ubican en el norte de la península, en la frontera con Rafah, y en el sur, en la ciudad turística de Sharm El Sheik, donde se encuentra el comando operativo de la MFO. Desde esta zona, no se observaron los misiles.

El teniente coronel Edison Viera, comandante del contingente uruguayo en la MFO, informó a La Mañana que la situación tras el ataque no ha afectado la misión y que todo sigue su curso normal. Además, indicó que se encuentran en un estado de protección de la fuerza de nivel Bravo, que implica tomar las precauciones mínimas de seguridad necesarias.

Fuente: Semanario La Mañana

Deseas compartir la información
A %d blogueros les gusta esto: