Actualidad

14 de abril de 1972…siempre recordados. Homenaje de Patria Grande

Hoy se cumplen 52 años de un día que sentó mojón en un triste pasado de la República. La organización terrorista más importante de las que le castigaban -los tupamaros- mataron el 14 de abril de 1972, a cuatro personas a las que acusaban de pertenecer y actuar en los cuadros del orden público democrático, quienes defendían la integridad de las instituciones republicanas nacionales.

La generación pos Segunda Guerra Mundial, nacida años más o años menos en el eje de 1945 vivió hechos que son pasado. La Guerra Fría, el Muro de Berlín y su caída, las invasiones de la Rusia soviética a Hungría y Checoslovaquia para aplastar pueblos sometidos que clamaban por Libertad; la revolución castrista, su giro totalitario y el paredón; la acción apátrida, fascista y de propósito totalitario de las organizaciones marxistas y leninistas en nuestro país, con el partido Comunista y la delincuencia tupamara en la vanguardia; la creación y acción de las Fuerzas Conjuntas que instaladas a poco de la jornada que evoco, derrotaron militarmente a los criminales que habían puesto en jaque a la vida nacional….

En una República -la nuestra- que vivía dificultades económicas y sociales propias de las circunstancias externas y sus limitadas posibilidades materiales, admirada por su tradición democrática y social, con fuerzas armadas civilistas y profesionales, que nunca hasta entonces habían tenido un pronunciamiento político, sus enemigos, los comunistas eran una sucursal de la explosionada tiranía soviética y los tupamaros, una banda más de la delincuencia internacional promovida desde La Habana por Fidel Castro.

Las víctimas, secuestrados, agredidos, mutilados y asesinados por la delincuencia terrorista, nuestros policías y soldados atacados y muertos por la espalda, son hoy el cerno de esta evocación. No tienen quien les escriba. Su memoria -amparada por los pabellones patrios- estará presente en el recuerdo de quienes permanecen con las banderas históricas del republicanismo artiguista al viento…

Profesor Armando Acosta y Lara

El Profesor Armando Acosta y Lara fue asesinado por un comando del MLN-T (Movimiento de Liberación Nacional – Tupamaros), desde la Iglesia Metodista Central (frente a su domicilio), en calle Constituyente, la que habían copado momentos antes para ejecutar su plan. Lo asesinaron al salir de su casa, con una ráfaga de ametralladora, y también hirieron de gravedad a su esposa y a un custodia. ¿Cuál fue la «culpa» del Prof. Acosta y Lara? Seguramente que había sido Presidente de Enseñanza Secundaria, y había luchado incansablemente «… contra el permanente adoctrinamiento subversivo que reciben los alumnos en las asambleas estudiantiles…», según sus propias declaraciones.

Capitán de Corbeta Ernesto Motto

El Capitán de Corbeta Ernesto Motto, fue asesinado por los tupamaros en la ciudad de Las Piedras. Fue acribillado desde una camioneta en marcha, cuando se dirigía a una parada para tomar un ómnibus para ir a su trabajo. Su cuerpo presentó 8 impactos de balas. Una de las primeras personas en verlo muerto, fue su madre. El Capitán Motto vivía con ella (con su madre, que era viuda, y con su abuela), y fue asesinado a 50 metros de su casa.

Subcomisario Oscar Delega

El Subcomisario Oscar Delega fue asesinado por los tupamaros en la calle Luis P. Ponce casi Av. Rivera. Tres automóviles con tupamaros emboscaron al vehículo que trasladaba al Subcomisario Delega, que se dirigía a su trabajo en Jefatura, y lo acribillaron. Cuando el vehículo policial se detuvo, los tupamaros abrieron sus puertas y remataron de dos disparos a Delega y Leites (el conductor), que ya estaban mal heridos.

Agente Carlos Leites

En la misma acción tupamara en la que asesinaron al Subcomisario Oscar Delega, fue asesinado el Agente Carlos Leites, y también fue herido allí el Agente Segundo Goñi que estaba en el mismo vehículo. Leites era el conductor del vehículo, y no tenía ningún antecedente de participación en la lucha contra el terrorismo. Apenas cumplía su tarea como chofer de camioneta.

Agente Sagunto Goñi

En realidad fueron 5 los asesinados por los tupamaros ese día, pero el 5o. falleció después. El Agente Sagunto Goñi iba en la camioneta junto al Subcomisario Delega y al Agente Leites. Fue herido gravemente en el ataque. A diferencia de Delega y Leites, que fueron rematados a quemarropa por los atacantes, a Goñi no lo remataron, seguramente porque pensaron que ya estaba muerto. En el Hospital Militar le salvaron la vida, pero en su convalecencia su estado se complicó y falleció.

Otras acciones tupamaras de ese día

No fueron las únicas acciones terroristas tupamaras del 14 de abril de 1972. Los muertos por la saña sediciosa podrían haber sido más, porque además hubo varios heridos en las acciones precedentes y en otros enfrentamientos.
En el Cerrito de la Victoria (calles Nicolás Herrera y Francisco Plá) hubo un tiroteo donde es gravemente herido el Subcomisario Juan Carlos Reyes. En calles Amazonas y Aconcagua, en otro tiroteo son heridos varios policías. Ese día más de una docena de personas fueron heridas, y murieron 12.

Responsables de los asesinatos

– Información obtenida de documentación del Centro de Oficiales Retirados de las FF.AA. –

Deseas compartir la información
A %d blogueros les gusta esto: