Internacionales

Fracaso global en la lucha contra la corrupción

El informe anual de la ONG Transparencia Internacional alerta sobre el deterioro de los sistema judiciales en países de todo el mundo 

En la mayoría de países del mundo no se está consiguiendo reducir la corrupción en el sector público. Es lo que revela un informe publicado hoy por la ONG Transparencia Internacional. Este organismo de origen alemán realiza cada año un Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) en 180 países y territorios de todo el globo, donde los países más corruptos obtienen una menor puntuación. 

Según sus investigaciones el promedio global de corrupción lleva doce años estancado en 43 puntos sobre 100. Una de las causas principales que señala la organización es la debilidad de los sistemas de justicia a la hora de castigar la corrupción y controlar las acciones de los gobiernos. Allá donde la justicia es más frágil tiende a aumentar la corrupción. 

Centroamérica es una de las regiones con mayor retroceso

América Latina es uno de los lugares del mundo donde la conexión entre el retroceso de los sistemas judiciales y el avance de la corrupción es más visible. Destaca Venezuela, el segundo país del mundo más corrupto según el ranking del IPC. Con una puntuación de 13 sobre 100, el país caribeño se sitúa sólo detrás de Somalia y comparte el segundo puesto con Sudán del Sur. Junto con Venezuela, Transparencia Internacional apunta a El Salvador, Honduras o Nicaragua como algunos de los países que donde más se ha incrementado la  corrupción desde el 2018. 

“El Poder Judicial en las Américas no está cumpliendo su papel crucial de contrapeso a otros poderes del Estado”, sentencia el informe sobre el 2023 de Transparencia Internacional. Desde la organización alertan sobre un deterioro generalizado de la confianza en el Poder Judicial que desalienta las denuncias y acaba dando lugar a una mayor impunidad. 

El presidente de Guatemala, Bernardo Arévalo de León, durante una rueda de prensa en Ciudad de Guatemala el 24 de enero de 2024.

El presidente de Guatemala, Bernardo Arévalo de León, durante una rueda de prensa en Ciudad de Guatemala el 24 de enero de 2024.

 Edwin Bercián

Guatemala es uno de ejemplos más destacados de la corrupción endémica que sufre Centroamérica. Allí el índice de corrupción ha descendido 10 puntos desde el 2012, situándose actualmente en 23. “Es el resultado de tres gobiernos consecutivos implicados en prácticas corruptas”, indica el informe de Transparencia Internacional.

El nuevo presidente de Guatemala Bernardo Arévalo, en funciones desde el 15 de enero, ha hecho de la lucha contra la corrupción su compromiso número uno. Sin embargo, desarticular las profundas redes de corrupción que han impregnado al Estado guatemalteco, y que intentaron evitar su toma de posesión, será todo un desafío.

Europa es la región del mundo con mejores resultados en  el IPC, pero por primera vez en una década se ha registrado un empeoramiento. El índice de corrupción promedio del continente ha pasado de 66 a 65. Transparencia Internacional atribuye este deterioro al “debilitamiento de contrapesos democráticos que estaría socavando las medidas anti-corrupción”. 

Mientras que Dinamarca encabeza el ranking global con 90 puntos y Finlandia le sigue de cerca con 87, algunas democracias en lo alto de la clasificación como Suecia, Países Bajos, Islandia o Reino Unido han registrado sus peores resultados históricos en el IPC. En la cola de Europa encontramos a Hungría con 42 puntos. 

Ucrania lleva 11 años reduciendo sus niveles de corrupción pero la situación sigue siendo «preocupante» 

Ucrania, con una puntuación de 36 sobre 100, presenta unos altos niveles de corrupción que hacen eco a la revelación este domingo de la desviación de cerca de 40 millones de euros en compras de armamento destinado a la guerra contra Rusia. Ucrania lleva 11 años consecutivos mejorando su IPC gracias a las reformas en el sistema judicial, pero resulta «preocupante que siga habiendo un número considerable de casos de corrupción», declara el informe de Transparencia Internacional.

A raíz de la invasión rusa en febrero de 2022, Ucrania solicitó la adhesión a la Unión Europea. Cuando en diciembre del 2023, la UE accedió a iniciar las negociaciones para su entrada en el grupo de los 27,  se reconocieron los avances del Estado de Derecho en Ucrania, haciendo especial mención a la reforma del sistema judicial. Sin embargo al igual que Transparencia Internacional la UE insiste en que Ucrania aun tiene mucho que mejorar en su lucha anticorrupción. 

La Vanguardia

Deseas compartir la información
A %d blogueros les gusta esto: