Ciencia y Tecnología

Enviarán dos naves espaciales estadounidenses a la Luna durante las primeras semanas de 2024 por Christian Davenport

El proyecto forma parte de una iniciativa privada. Por su parte, la NASA planea enviar su primer robot con un taladro para buscar agua en forma de hielo cerca del polo sur del astro

Dos empresas planean lanzar naves espaciales sin tripulación a la Luna con pocas semanas de diferencia a principios del año próximo, en una iniciativa financiada por la NASA que podría suponer el primer alunizaje suave de Estados Unidos en la superficie lunar desde la última de las misiones Apolo en 1972. Pero, como muestra de cómo la industria espacial comercial está transformando la exploración, las empresas también compiten por otra primicia histórica: convertirse en la primera empresa privada en alunizar.

El 8 de enero de 2024, Astrobotic, una empresa con sede en Pittsburgh, tiene previsto lanzar su nave espacial Peregrine en el lanzamiento inaugural del cohete Vulcan, operado por United Launch Alliance, la empresa conjunta de Lockheed Martin y Boeing. A mediados de febrero, desde otra plataforma en Cabo Cañaveral, Florida, Intuitive Machines lanzará su módulo de aterrizaje en el cohete Falcon 9 de SpaceX.

Las misiones están relacionadas con el programa Artemis de la NASA, cuyo objetivo es enviar carga y experimentos científicos a la Luna. Al anunciar el programa hace cinco años, el entonces Administrador de la NASA, Jim Bridenstine, dijo que quería aprovechar las capacidades de la industria privada para ir de forma rápida y económica. “Lo que buscamos es velocidad”, dijo entonces.
El programa Commercial Lunar Payload Services representa un hito en la incorporación de entidades privadas en misiones espaciales. (Timothy A. Clary/AFP) El programa Commercial Lunar Payload Services representa un hito en la incorporación de entidades privadas en misiones espaciales. (Timothy A. Clary/AFP)

Varias empresas optan a contratos por valor de 2.600 millones de dólares en 10 años y tras años de retrasos, por fin se están realizando las primeras misiones, y vendrán más. “Es un momento emocionante”, declaró en una entrevista Bill Nelson, Administrador de la NASA. “Estos chicos pueden convertirse en exploradores para los astronautas que vamos a alunizar. Y podemos aprender cosas sobre la Luna que de otro modo no podríamos porque no podríamos tener estos muchos alunizajes.”

No está claro qué empresa alunizaría primero. Astrobotic dijo en un comunicado que si se lanza como estaba previsto el 8 de enero, su nave espacial aterrizaría el 23 de febrero. Un portavoz de Intuitive Machines dijo que la empresa espera aterrizar “aproximadamente siete días después del lanzamiento”. Dicha fecha estaba prevista para el 12 de enero de 2024, pero se retrasó a mediados de febrero porque “las condiciones meteorológicas desfavorables provocaron cambios en el manifiesto de lanzamiento de SpaceX.” La empresa aún no ha comunicado una fecha exacta de lanzamiento o aterrizaje.

Las misiones se producen cuando varios países han enviado naves espaciales a la Luna en los últimos años. La agencia espacial japonesa espera que su alunizador robótico, lanzado el 7 de septiembre de 2023, aterrice el 19 de enero de 2024. De este modo, se convertiría en el quinto país que aterriza en la Luna y lo haría sólo unos meses después de que la India lograra posar una nave en la superficie lunar en agosto de 2023.

La expedición de Astrobotic, apoyada por el vuelo inaugural del cohete Vulcan, podría cambiar el rumbo de la exploración lunar. (Europa Press)
La expedición de Astrobotic, apoyada por el vuelo inaugural del cohete Vulcan, podría cambiar el rumbo de la exploración lunar. (Europa Press)

Pero alunizar es arriesgado, muchos lo han intentado y han fracasado en el pasado. A principios de este año, la empresa japonesa ispace perdió una nave espacial cuando intentaba alunizar. Rusia también perdió este año una nave al intentar un alunizaje.

En los últimos años, China ha enviado una flota de naves espaciales a la Luna, empezando con orbitadores en 2007 y de nuevo en 2010. Luego, en 2013, aterrizó la nave espacial Chang’e 3, convirtiéndose en la primera nación en aterrizar suavemente en la Luna desde la rivalidad entre Estados Unidos y la Unión Soviética en las décadas de 1960 y 1970.

A principios de 2019, China hizo historia al aterrizar la primera nave espacial en la cara oculta de la Luna. Y en 2020 trajo muestras de la superficie lunar en otra impresionante demostración de sus crecientes ambiciones.

En el marco del programa Artemis, la NASA pretende alunizar astronautas en los próximos años, quizá tan pronto como en 2025, pero probablemente más tarde. Tras enviar con éxito el año pasado la nave espacial Orión sin nadie a bordo alrededor de la Luna, está planeando una misión de sobrevuelo lunar con astronautas. Inicialmente estaba prevista para finales del año próximo, pero Nelson dijo que el calendario podría retrasarse hasta 2025. “Están realizando todo tipo de pruebas”, dijo, y añadió que la agencia espacial tiene la intención de proporcionar una actualización sobre el calendario “a principios de Año Nuevo”.

En 2020 China hizo historia al traer muestras de la superficie lunar en otra impresionante demostración de sus crecientes ambiciones. (EFE/EPA/Administración Espacial Nacional de China)En 2020 China hizo historia al traer muestras de la superficie lunar en otra impresionante demostración de sus crecientes ambiciones. (EFE/EPA/Administración Espacial Nacional de China)

Pero antes de eso, la NASA espera realizar varios alunizajes robóticos para allanar el camino. Además de los dos previstos para principios de año, la NASA planea enviar su primer robot explorador a la Luna en una nave espacial Astrobotic. Llamado VIPER (Los volátiles investigan la exploración polar Rover), el vehículo, del tamaño de un carro de golf, iría equipado con un taladro para buscar agua en forma de hielo cerca del polo sur lunar.

“Si todo esto funciona, será una herramienta asombrosa para ayudar a los humanos en la superficie de la Luna, pero también para llevar a cabo actividades científicas y comerciales apasionantes que de otro modo no serían posibles”, declaró Thomas Zurbuchen, antiguo jefe de la división científica de la NASA que supervisó el programa.

Sin embargo, el enfoque de asociarse con el sector comercial para este tipo de misiones “tiene que demostrarse”, y alunizar es una tarea increíblemente difícil. Las probabilidades de éxito de cualquier misión, calculó, se sitúan en torno al 50%. Pero contar con dos empresas al mismo tiempo aumenta las posibilidades de que una nave espacial estadounidense llegue a la Luna por primera vez en más de 50 años.

Otros países ya han conseguido alunizar, aumentando la competencia en el campo de la exploración lunar. (ISRO/REUTERS)Otros países ya han conseguido alunizar, aumentando la competencia en el campo de la exploración lunar. (ISRO/REUTERS)

John Thornton, Consejero Delegado de Astrobotic, declaró recientemente a la prensa que era muy consciente de los riesgos. “Sin duda es un reto de enormes proporciones”, afirmó. “Quiero decir que voy a estar aterrorizado y emocionado a la vez en cada etapa”.

Aunque afirmó que existe una competición por llegar el primero a la Luna, dijo que el objetivo principal es “crear un movimiento de entregas comerciales a la superficie”. Lo más importante y prioritario es el éxito de la industria. Esa es la posición de Astrobotic desde el primer día: necesitamos que esta industria tenga éxito. Necesitamos que este programa tenga éxito”.

Otro reto es que su nave espacial Peregrine se lanzará en el primer vuelo del cohete Vulcan de ULA. Aunque el primer lanzamiento de cualquier cohete es arriesgado, Thornton dijo que ULA tiene “un historial de éxitos realmente estelar y estamos muy confiados”. Intuitive Machines también confía.

Dos empresas planean lanzar naves espaciales sin tripulación a la Luna en una iniciativa financiada por la NASA que sería el primer alunizaje suave de Estados Unidos en la superficie lunar desde la última de las misiones Apolo en 1972. (Shutterstock)Dos empresas planean lanzar naves espaciales sin tripulación a la Luna en una iniciativa financiada por la NASA que sería el primer alunizaje suave de Estados Unidos en la superficie lunar desde la última de las misiones Apolo en 1972. (Shutterstock)

“El vehículo está listo”, dijo Stephen Altemus, CEO de Intuitive Machines, en una entrevista en octubre. “Está funcionando de maravilla… Sabemos a qué nos enfrentamos. Hemos realizado pruebas exhaustivas, más allá de las pruebas de desarrollo, para asegurarnos de que el vehículo funciona según lo previsto. Estamos seguros de que hemos resuelto todos estos problemas y de que sabemos cómo se comporta el vehículo”.

Estar en la posición de devolver a Estados Unidos a la Luna “es una carga pesada que nos tomamos muy en serio como empresa”, dijo. “Recogimos todas las lecciones aprendidas de todos los demás intentos que nos han precedido. Al final, alguien romperá esa barrera y será la primera empresa comercial en hacerlo. Y que la primera empresa comercial sea estadounidense me parece fantástico”.

(c) 2023, The Washington Post

INFOBAE

Deseas compartir la información
A %d blogueros les gusta esto: