Turismo

“Somos optimistas de que vamos a tener una buena temporada”

Con la referencia de un crecimiento de los turistas que llegan desde el exterior en los últimos meses y una serie de planes para impulsar el turismo interno, La Mañana dialogó con el director general del Ministerio de Turismo, Ignacio Curbelo, para conocer las expectativas de este sector de la industria.

¿Qué puede comentar con respecto al lanzamiento de la temporada turística?

El viernes pasado en La Paloma, departamento de Rocha, hicimos el lanzamiento de la temporada de verano 2023-2024. Rocha es uno de los destinos turísticos más importantes en temporada por sus atractivos naturales. Fue un día de fiesta con la presencia del presidente de la República, lo que demuestra la importancia que el Gobierno da al turismo como motor de desarrollo económico y social del país, y como fuente generadora de empleo. El ministro de Turismo, Tabaré Viera, comunicó en esa ocasión una serie de medidas y el trabajo que viene desarrollando el Ministerio.

Una de esas medidas tiene relación con la exoneración del IVA para residentes en Uruguay, ¿cómo se va a implementar y qué duración va a tener?

El Gobierno, juntamente con el Ministerio de Turismo, ha resuelto algunas medidas que muchas ya vienen desde hace algún tiempo. Estas son para los no residentes, pero también beneficios para los residentes. Para estos tenemos el descuento de nueve puntos de IVA en gastronomía, en arrendamiento de vehículos sin chofer y en arrendamiento de inmuebles con destino turístico. A esto se agrega que a partir de diciembre y por toda la temporada los residentes no van a pagar IVA en hoteles o alojamiento. Esta ya es una medida que existe para los no residentes todo el año, no así para los residentes. Entonces, a partir de diciembre y hasta que termine la temporada en Semana Santa, los uruguayos tampoco van a pagar IVA en hoteles y alojamiento. También se implementó un descuento de cuarenta por ciento sobre el precio de venta en combustibles, pago con tarjeta de crédito o débito, en las estaciones de servicio ubicadas en un radio de veinte kilómetros desde algunos puestos de paso de frontera con Argentina. Esto es Fray Bentos-Puerto Unzúe, Paysandú-Colón y Salto-Concordia. También se agrega veinticuatro por ciento de descuento en la misma modalidad con Brasil en Chuy, Río Branco, Acegúa, Rivera, Artigas y Bella Unión.

Uno de los anuncios es el denominado “turismo social” para los trabajadores, ¿de qué se trata y cuándo se pondrá en práctica?

En el Ministerio de Turismo hemos creado el programa “Turismo para Todos” que busca fomentar el turismo interno y tiene como objetivo facilitar el acceso al derecho de las personas al tiempo libre y a la recreación, dando la posibilidad de conocer lugares turísticos de calidad a precios accesibles. El programa está dirigido a los trabajadores dependientes y no dependientes, que aporten al BPS u otras cajas autónomas y perciban hasta nueve BPC, unos cincuenta mil pesos. Esas personas van a pagar aproximadamente cuarenta por ciento del precio del alojamiento, el cual no puede superar los 2.600 pesos por noche, sesenta por ciento restante se financia con un cuarenta por ciento aportado por el Ministerio de Turismo y veinte por ciento lo hacen los operadores adheridos a esta propuesta. El período para usar el beneficio es del 18 de febrero hasta el 21 de marzo. Lo que se busca con esto es seguir fomentando el turismo interno, dar este beneficio a estos trabajadores y de alguna manera contribuir a extender un poco la temporada de verano. Nosotros sabemos que una de las inquietudes que siempre tienen los operadores es desestacionalizar el turismo, que ya se está haciendo y ahora se quiere profundizar.

¿Qué expectativas tienen con la llegada del turismo argentino?

Nos venimos preparando durante todo el año para temporada de verano y otras épocas del año como ser Semana Santa. Obviamente, la temporada de verano es donde ingresa el mayor flujo de visitantes a nuestro país. Somos optimistas de que vamos a tener una buena temporada y no es solo una expresión de deseo, sino que existen diversos factores. Los números que tenemos de evolución de ingreso de turistas así lo indican. En el tercer trimestre de este año, ingresaron a Uruguay más visitantes que en 2019, año prepandemia. Pero ingresaron también más visitantes que en 2017, que fue uno de los mejores años para el turismo. Eso es un indicador para nosotros importante. Y el gasto de esos turistas viene también creciendo. Es mejor que el de 2019. Este año en el tercer trimestre fue de 305 millones de dólares. Sobre la llegada de argentinos, todos conocemos la situación en ese país y la diferencia cambiaria que hace que una cantidad relevante de uruguayos viajen con ese destino. Pero eso tampoco hay que verlo como algo negativo. El turismo es receptivo y emisivo. Esto es de ida y vuelta, es naturalmente así. Pero además, el turismo emisivo, es decir, los uruguayos que viajan al exterior generan también trabajo a nivel local, ya que impactan en las agencias de viaje o transporte.

Aclarado esto, el número de visitantes argentinos está creciendo. No se alcanza los números prepandemia, pero aumenta. En el último trimestre, llegaron 263 mil turistas argentinos, contra 220 mil de igual período del año anterior. Es por esto por lo que somos optimistas de que los argentinos vendrán. Por la información que hemos relevado en los principales destinos turísticos en Punta del Este y balnearios de Rocha, los niveles de reserva vienen muy bien y en algunos lugares ya se encuentran completos para gran parte de la temporada. Hay un público argentino que es muy fiel a Uruguay. Los turistas argentinos, que son los principales ingresos de Uruguay en temporada, seguramente también vengan este año.

En su opinión, ¿qué se debe mejorar para fomentar el turismo tanto interno como el que llega del exterior?

Para el turismo interno creo que es importante mejorar la infraestructura de nuestro país. Si bien somos un país relativamente pequeño, con distancias cortas, a veces hay rutas en mal estado que dificultan llegar a los lugares, y eso desmotiva al turista. Otro punto es la cartelería, que de pronto no es la adecuada para conocer esos sitios. También está para mejorarse la infraestructura en hotelería, en servicios de gastronomía. Hay lugares que están muy bien posicionados y hay otros en los que se debe seguir trabajando para brindar el servicio de calidad que el turista de hoy requiere.

Sobre el turismo receptivo, el principal problema es básicamente la conectividad. Sin conectividad no hay turismo. Hemos venido trabajando intensamente en este tema. Por ejemplo, en la conectividad aérea estamos trabajando muchísimo. Conociendo la realidad argentina, hemos trabajado muy fuertemente durante todos estos años en Brasil. Ello se ha visto reflejado en el ingreso de los visitantes de ese país. En el último trimestre de este año hemos tenido 150 mil brasileros que ingresaron, una cifra que es la mejor desde 2017, lo cual nos resulta muy auspicioso para la temporada de verano. Esto es producto del trabajo que el Ministerio viene haciendo en Brasil con distintas actividades, como workshops o ferias. También el fomento de la conectividad. Hoy tenemos a la aerolínea Azul operando con Recife, Curitiba, Florianópolis, Porto Alegre y San Pablo.

En cuanto a la conectividad aérea, ¿a qué se debe que no se incremente más el tráfico hacia Uruguay?

La pandemia causó estragos en la industria aeronáutica, con quiebras y problemas con el personal, incluso muchos aviones se vendieron y luego es difícil recuperarlos. La industria aeronáutica obviamente es un negocio, y las agencias van a los destinos que tienen volumen y que son rentables. Pero hemos recuperado casi noventa por ciento de la conectividad prepandemia. Ahora hay vuelos a Bogotá, Lima, Europa y Estados Unidos con una frecuencia directa.

La cantidad de cruceros también ha crecido en los últimos años, ¿cómo se presenta esta temporada?

La temporada ya empezó con un crucero de lujo. Es una temporada que este año, según el cronograma, se va a extender hasta abril con más de doscientas llegadas. Se esperan en Montevideo 150 y el resto a Punta del Este. El número de cruceros en Uruguay ha ido incrementándose de una manera muy importante. De hecho, la temporada pasada fue récord. Se ha logrado que muchos de esos pasajeros puedan pernoctar en nuestro país. O sea, muchos no solo bajan por unas horas, sino que se está logrando es que pernocten en Montevideo y otros vienen dos o tres noches antes de embarcarse.

Fuente: Semanario La Mañana

Deseas compartir la información
A %d blogueros les gusta esto: