Salud y bienestar

El mundo se la juega en la objeción de conciencia: la esperanza está en Arkansas

El gobernador de Arkansas (Estados Unidos), Asa Hutchinson, promulgó una ley que permite a los médicos negarse a realizar procedimientos médicos que no sean de emergencia y que violen sus creencias morales o religiosas. La ley entrará en vigor en agosto de 2021.

Arkansas se prepara para una ley expresamente dedicada a proteger la objeción de conciencia del personal sanitario. Es el camino.

En la objeción de conciencia de médicos y enfermeras, por ejemplo ante el aborto y la eutanasia, no basta con un reconocimiento en las propias leyes que regulan ambos casos. Ahí te mueves en terreno enemigo y te la van a jugar. Ejemplo: los grupos de aborto que aconsejan en España acudir a Urgencias de un hospital público y forzar que «te hagan el aborto». No sería la primera vez.

Recuerden que, sin objeción de conciencia, la conciencia se devalúa o exige héroes de conciencia. Y a eso no hay derecho.

Arkansas marca el camino, El Mundo civilizado también necesita una ley de objeción de conciencia.

En este sentido el 26 de marzo, Hutchinson señaló en un comunicado que “apoyo este derecho de conciencia siempre que la atención de emergencia esté exenta y la objeción de conciencia no pueda utilizarse para negar el servicio de salud general a ninguna clase de personas”.

“Lo más importante es que las leyes federales que prohíben la discriminación por motivos de raza, sexo, género y origen nacional continúan aplicándose a la prestación de servicios de atención médica”, agregó.

Pero el gobernador, que se opuso a una medida similar en 2017, dijo que la ley que firmó tenía un alcance más limitado y no apunta a ningún grupo o categoría de personas, sino que establece que los profesionales médicos, las instituciones y los pagadores de servicios de salud no puedan ser obligados a realizar servicios con los que no están de acuerdo por motivos de religión o moralidad.

La semana pasada, el gobernador de Arkansas también firmó una ley que prohibirá a los hombres participar en equipos deportivos femeninos.

Si Hutchinson firma este último proyecto de ley, Arkansas se convertiría en el primer estado del país en promulgar uno de este tipo. Otros dieciséis estados están considerando proyectos de ley similares.

Traducido y adaptado por Cynthia Pérez. Publicado originalmente en CNA.

Hispanidad -ACI Prensa

Deseas compartir la información
A %d blogueros les gusta esto: